domingo, 5 de febrero de 2012

PALMYRA HOUSE. 2007. Studio Mumbai architects


Sencillez, modestia, quietud, fragilidad, 
aspereza, equilibrio, asimetría, luces, sombras...... 
y todo fruto de un proceso natural en la manera de construir, cercano a lo artesanal.




Los arquitectos de Studio Mumbai reinterpretan, en esta casa, la tradición, mostrando lo aprendido del pasado y siguiendo sus lecciones sin caer en imitaciones meramente formales, valiéndose para ello de la mano de obra local.


domingo, 15 de enero de 2012

House B2. 2001. Arquitecto Han Tümertekin.

Desde siempre, ya desde niños, nos resultan hermosas las cajas. Todas las cajas: las de madera, las de cartón grueso, las de tapa con bisagras, las de tapa suelta. . . . . 
Las guardábamos todas. Aquellas cajas de madera, de los cinturones o de las billeteras, eran como un tesoro para nosotros, con su pequeño cierre, sus pequeñas bisagras y el nombre de la marca estampado en la tapa.
Todavía hoy conservamos alguna de aquellas cajas, alguna de ellas utilizada como improvisado marco de fotos, tan improvisado que ya lleva más de veinte años cumpliendo esa misión.


La casa que hoy queremos mostraros es, para nosotros, una simple caja con unas celosías de cañas a modo de gran tapa.
 Es una casa para  fines de semana o visitas de verano de corta duración y los propietarios son dos hermanos turcos. 
El concepto de partida era más el de un refugio que el de una casa.



sábado, 31 de diciembre de 2011

¿En que lugar del camino perdimos el rumbo?



". . . . . He hecho de mí lo que no sabía,
y lo que podía hacer de mí no lo he hecho.
El *dominó que me puse estaba equivocado.
Me conocieron enseguida como quien no era y no lo desmentí, y me perdí.
Cuando quise quitarme el antifaz,
lo tenía pegado a la cara.
Cuando me lo quité y me miré en el espejo,
ya había envejecido. . . . . "

Fragmento del poema TABAQUERÍA 



                                                                             Video subido a youtube por andres26111



Dejemos de silbar mirando para otro lado y quitémonos el antifaz, antes de que sea demasiado tarde.
Se acaba un año y comienza otro, y como siempre, queremos arrancar con los mejores de los propósitos.


FELIZ AÑO NUEVO



*(dominó): entiéndase como traje carnavalesco de larga túnica con capucha y mangas.



domingo, 25 de diciembre de 2011

Minimalist house. 2010. Shinichi Ogawa & Associates

Por motivos que no vienen al caso, en estos dos últimos meses no hemos actualizado el blog como nos hubiese gustado. 
En un día tan especial, reanudamos nuestra actividad con unas palabras que corresponden a un pequeño texto escrito por Alejandro de la Sota en 1965.

"Una extraña casualidad nos hizo coincidir a un grupo de arquitectos españoles con Le Corbusier allá por los años cincuenta y tantos en Berlín; se construía allí el bloque de habitación por él proyectado y que entonces dirigía su ejecución. En unas declaraciones que hizo en algún periódico local, renunciaba a la paternidad del edificio en marcha porque al ser construido por alemanes, tendentes siempre a la perfección, le habían desvirtuado la obra. Quiero recordar que dijo que le habían "pasado la lengua" antes de fraguar el hormigón. A un español, acostumbrado a la chapuza y también tendente a una perfección imposible en nuestra tierra, aquel comentario tenía que impresionarle.
Admiré siempre la obra de Le Corbu, su deshabillé, esa perfección de dentro, esa elegancia imposible, tan ligada a esa imperfección aparente. ....."




Desde hace años, motivados por las palabras de Le Corbusier, tendemos a dividir todo lo que nos gusta en dos grupos:
  1. En un primer grupo, situamos todo aquello que se muestra tosco e imperfecto. Toda su belleza surge de la propia naturaleza de los materiales; las texturas son las grandes protagonistas y los defectos se vuelven virtudes. En nuestro blog nos hemos acercado a muchas obras de este tipo como: Pabellón Upper Lawn, Casa NegroCasa Clara, Bruder Klaus Kapelle, Earth house .........
  2. En el segundo grupo, aunamos todo lo que parece estar impecablemente ejecutado; las superficies son lisas como lienzos, los encuentros entre los distintos planos o los distintos materiales son sutiles. No hay más elementos que los estrictamente necesarios, y todo parece estar en su sitio; nada estorba visualmente.

Somos  seres contradictorios y por eso disfrutamos, tanto de las obras del primer grupo, como de las del segundo. Sin embargo, somos conscientes de que de este último, no hemos publicado ningún ejemplo claro, aunque no ha sido nada premeditado. 

Para equilibrar un poco la balanza, hoy mostramos una obra que para nosotros responde claramente al segundo grupo.


La web del arquitecto es la siguiente:


lunes, 31 de octubre de 2011

Schindler Lounge Chair. 1922. Rudolf Schindler arquitecto.

Hace un par de semanas, tuvimos invitados en casa. Siempre hay alguno que, antes de empezar a cenar y para hacer tiempo mientras llegan todos, se dedica a hojear nuestros libros de arquitectura. El azar hizo que el Croquis dedicado a John Pawson se abriese por una de las páginas de los Gramercy Park North Apartaments en Nueva York, donde aparece una fotografía de un salón, en la que se ven los sillones diseñados por Rudolf Schindler para su propia casa-estudio, ( casa Schindler-Chace 1922 ). Por supuesto que la mayoría de la gente no sabe quien es Pawson y mucho menos Schindler y, mis amigos, ajenos a este mundo, no son una excepción. 

La conversación se centró en los sillones. Todos venían a decir que estos muebles "tan modernos", solo sirven para mirarlos, y que seguramente son muy incómodos. Cuando les dijimos que eran de los años veinte, no se lo podían creer.




Nosotros no hemos tenido la ocasión de probarlos y no sabemos si son cómodos o no, pero nos da igual; siempre nos han parecido maravillosos y por eso los acercamos hoy hasta nuestro blog. Como decía el bisabuelo Pepe, "perdónolle o mal que me fai, polo ben que me sabe", que más o menos quiere decir que, cuando algo tiene bondades que nos satisfacen, le perdonamos los defectos que pueda tener.